M159 – Aquí y Ahora

    Diese Seite verwendet Cookies. Durch die Nutzung unserer Seite erklären Sie sich damit einverstanden, dass wir Cookies setzen. Weitere Informationen

    • M159 – Aquí y Ahora

      oceanblogs.org schrieb:

      En la soledad de un laboratorio a horas de la medianoche (hora que por cierto disfruto) y café de por medio a bordo del buque de investigación Meteor navegando hacia el próximo punto de muestreo es que redacto este blog. La calma del buque y la música de Rammstein en mis oídos me ayudan a pensar la importancia del océano.

      Una de las magníficas características del océano es su capacidad de regular el clima de nuestro planeta. El exceso de calor que recibe en el Ecuador es redistribuido hacia los polos por las corrientes oceánicas o por la “circulación termo-halina” (termo: temperatura, halina: salinidad) como los oceanógrafos la llamamos, y gracias a ello, la temperatura de la tierra se mantiene aproximadamente constante y Europa occidental tiene un clima relativamente templado. A su vez, es hábitat de una gama increíblemente enorme de organismos vivos que cumplen su ciclo de vida gracias a ciertas características que el océano ofrece, y por eso el hombre utiliza esta ‘vida del océano’ como recurso de valor.

      Figure 1. Surface circulation schematic

      Nos encontramos navegando la costa este de Brasil próximos al Ecuador y las características de las aguas son notablemente diferentes a las que presenta las aguas de la Patagonia Argentina (alrededor de 42° S), lugar donde vivo. Un instrumento en la sala de maquinas (termosalinógrafo) registra la temperatura superficial continuamente a lo largo de la trayectoria del buque. Aguas cálidas (~28°C) se registraron en sectores del trayecto comparadas con aguas templadas (~20°C) de la plataforma patagónica, características de la temporada cálida del HS. El color del agua es también particularmente llamativo. Aguas con baja concentración de nutrientes y baja concentración de fitoplancton en superficie tiñen de azul la superficie, mientras que las aguas ricas en nutrientes y con buena productividad tiñen de un color verdoso a gran parte de la plataforma patagónica.

      Estar sentado frente a la computadora del principal instrumento que la ciencia oceanográfica tiene para medir las propiedades de la columna de agua (C: conductividad, T: temperatura D: profundidad) durante horas (el instrumento tarda desde superficie hasta 4000 m ~ 2 h 13 min descendiendo a 0.5 m s-1), de noche, con el sonido del mar a mis espaldas y evidenciando aguas profundas que se hundieron en los polos, no tiene – absolutamente – ningún precio.

      Figure 2. Vertical profile of CTD during station 030. Latitude: 5°30’ S, longitude: 34°10’ W (Data from the research on board of the M159)

      Escrito por Juan Cruz Carbajal, Centro para el Estudio de Sistemas Marinos (CESIMAR) 2019

      Quelle: oceanblogs.org/m159/2019/11/09/m159-aqui-y-ahora/